Los Médici

Esta, es una novela histórica de Matteo Strukul, que partió como una trilogía y sin embargo, se acaba de lanzar la última y cuarta entrega de la saga bajo el nombre: La decadencia de una familia. Que fue presentada a fines de Marzo, por el escritor en la Feria del Libro de Colombia.

La que acabo de leer, es la primera parte, titulada: “Una dinastía al poder”. Llegué a ella, porque sin duda el nombre de la familia Médici es un atractivo en sí mismo, puesto que son los mecenas que abrieron el paso al arte que hoy en día deja su huella en Italia. También, porque me gustan las novelas históricas y porque alguna vez me enamoré de lo que Mario Puzzo hizo con Los Borgia.

De alguna forma, eso fue un error mío, porque si bien, ambas son familias al poder, son diametralmente diferentes en cuanto a lo que el desarrollo de ese poder encierra y cómo lo expone el escritor. Los Borgia es un solo libro y con eso basta y sobra para cautivar. En cambio, Los Médici son cuatro y asumo en cuanto a la extensión en el tiempo del desarrollo de la historia de la familia, cada uno de los libros, entrega lo más importante de diferentes generaciones.

Partí leyendo este libro, esperando un ritmo diferente de relato. Más rápido, más ágil, como si quisiera que me llevaran directo al problema, pero no… tres siglos de una dinastía no pueden estar en un sólo libro, sino, no habría esa magia de detalles y situaciones, que logra la intensa investigación y el trabajo de Matteo Strukul.

Esta historia se centra en la vida y esfuerzo de los hermanos Cósimo y Lorenzo de Médici, luego de la muerte de su padre Giovanni, que los dejó con un importante legado, no sólo por el banco que les pertenece, si no que también por el poder político que comienza a envolverlos más y más.

Las riendas de la mayor parte de los logros de la familia en esta generación, están en manos de Cósimo, que logra mover los hilos políticos, no sin sufrir las consecuencias. Lorenzo, su hermano, es su acompañarte, confidente y fiel adminstrador de un banco que sólo parece tener ganancias.

A pesar de sus logros y su estatus, Matteo Strukul, reconstruye a los hermanos Médici, como personas honestas y sensatas dentro de lo que los rodea, con familias tradicionalmente constituidas y con enemigos más bien ganados por la prosperidad en influencia de la familia, más que por sus malos y despiadados actos. La historia deja en claro, que la sangre derramada siempre fue un pesar para los hermanos Cósimo y Lorenzo. El poder tenía un costo, que fueron capaces de asumir.

En beneficio del tiempo, Strukul va armando la historia con hitos definidos en años, con descripciones lo más cercanas posibles de acuerdo a la historia ya escrita de ellos y por haber recorrido los lugares que Los Médici no sólo recorrieron, sino que supervisaron la construcción, como la catedral de Santa María de Fiore.

Catedral Santa María del Fiore, realizada por Fillipo Brunelleschi, apoyada financieramente por Cósimo de Médici.

Las mujeres tienen un rol contenedor y comprensivo en la historia. Piccarda, la madre de los hermanos Médici y Contéssima, la esposa de Cósimo, si bien son claves en la contención de sucesos y momentos, no tienen una intensidad especial. Quizás Piccarda, podría haberlo tenido. Sin embargo, Contéssima es la mujer hermosa, frágil y fuerte a la vez, dulce y sensible, que con un abrazo de su amado, se siente plena…

De de no ser, por la antagonista, que no sólo destaca por su belleza, sino que también por la fuerza desgarradora de su historia, los roles femeninos en el desarrollo tal como los pinta Strukul, no tendrían protagonismo. Laura Ricci, esta mujer exuberante de piel morena, ojos verdes intensos y delineados, con una larga cabellera negra, es perfumista y envenedadora profesional. Lástima, es un personaje ficticio, para crear un contrapunto extra en la historia de Los Médici.

El relato, está muy bien armado y logra cautivar. Poco a poco, uno parece ponerse del lado de Cósimo y entender cada una de sus jugadas estratégicas sin cuestionar, ya que sus enemigos son despiadados, queriendo obtener poder por poder. No como Cósimo, que busca un bien común y así mismo, es como en pro de ese bien, que cede el poder a sus hijos, cuando cree que es debido.

Cósimo, no es tirano en sus reacciones y siempre, quisiera lograr un acuerdo que termine bien para todos, aunque por supuesto eso sea más bien una linda intención, que una realidad.

El libro, queda con final abierto, para dar el paso al siguiente Médici en la historia: Lorenzo El Magnífico, quien fuera el más grande de los mecenas del Renacimiento y líder, que llevó a la familia un poco más allá que su abuelo Cósimo.

El libro lo encuentras en las principales librerías del país, bajo la editorial Ediciones B.

Les dejo ESTE LINK, es una entrevista en 2017 a uno de los últimos Médici que sigue vivo, Lorenzo de Médici.

Publicado por Sol Arriagada E

Periodista, mamá, proyecto de escritora, emprendedora, persistente, consistente y principalmente, feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: