Angélica Hernández, Viña del Mar

Cuando compré “Samsara: Bienvenida, Eternidad”, sólo fue por su resumen. Se veía una lectura romántica e interesante; pero al comenzar a leerlo, se nota un estilo literario muy bien elaborado, donde se mezcla lo romántico con lo expectante, la contingencia actual con la historia, la realidad con una ficción mágica.

Al adentrarse en cada página y conociendo a los personajes, el lector se va sintiendo parte de la historia, alegrandose o sufriendo tanto como ellos en la medida que el relato avanza.

Fácil de entender y desde el inicio hace quedar enganchado, especialmente a quienes son fanáticos de lo gótico, de las historias de reencarnación y de vampiros.

El libro hace que la imaginación no tenga límites, porque presenta con lujo de detalles a cada personaje, cada acción, cada lugar y cada experiencia que viven. Sin lugar a dudas, un libro que debe ser leído y por qué no ¡llevado a una pantalla! 

Publicado por Sol Arriagada E

Periodista, mamá, proyecto de escritora, emprendedora, persistente, consistente y principalmente, feliz.